¡¡¡ Paso de cebra y olé !!!

¡¡¡ Paso de cebra y olé !!!

domingo, 20 de septiembre de 2015

El extraordinario viaje de T S Spivet


El francés Jean-Pierre Jeunet, autor de películas como Amelie o Delicatessen, se zambulle en un nuevo cuento fantástico con El extraordinario viaje de T.S. Spivet (The Young and Prodigious T.S. Spivet", en inglés).

Adaptada de una novela del estadounidense Reif Larsen, Las obras escogidas de T.S. Spivet, la última cinta de Jeunet narra la historia de un entrañable superdotado de 10 años, apasionado por la ciencia, que vive en un rancho al noroeste de Estados Unidos.

Entre un padre con alma de cowboy (Callum Keith Rennie) y una madre absorta en la clasificación de insectos (Helena Bonham Carter), el pequeño T.S. siente que su hermano gemelo Layton, fuerte y atrevido, merece más estima que él. La muerte accidental de Layton le deja un gran peso sobre la conciencia y acaba empujándolo a un viaje hasta Washington, que le llevará a descubrir el artificial mundo de los adultos -genialmente ilustrado por una histriónica Judy Davis- y el amor de sus padres.

Jeunet supo desde un principio que realizaría la película en 3D, ya que "el libro está lleno de anotaciones, de pequeños dibujos hechos por T.S. en los márgenes y desde que lo vi tuve la idea de integrarlos en la película", afirmó.

Con una narrativa al borde del surrealismo, Jeunet despliega su exuberancia al filmar un periplo por Estados Unidos y por la inocencia de T.S., para cuyo  personaje el cineasta afirmó haber probado a miles de niños hasta encontrar a Kyle Catlett.

"Me dijo: 'soy fuerte, soy campeón de artes marciales, hablo cinco idiomas, yo soy T.S. Spivet'". Y le convenció pese a su corta edad y su pequeña estatura, explicó.

"Yo lo comparo con Audrey Tautou", aseguró Jeunet en referencia a la joven actriz protagonista de Amelie. Como ella, añadió, "tiene el ritmo, puede llorar cuando se lo piden, es un verdadero actor", sostuvo. 

Larsen, autor de la novela, reconoció ser un fan de Jeunet y que sus películas han marcado su universo literario. "Tuvo una gran influencia en mí, y de algún modo ya estaba dentro del libro", explicó.

Coproducida por Francia y Canadá, la película se rodó en este último país, lo que permitió escapar a la rigidez de las producciones hollywoodienses, según el director, quien enfatizó que "he hecho una película norteamericana con la libertad francesa"."El cine estadounidense es prisionero de la necesidad de beneficios y yo  reivindico con fuerza hacer películas de artista", dijo. "Por eso, si puedo continuar trabajando en Francia, lo prefiero", sentenció.







No hay comentarios:

Publicar un comentario en la entrada