¡¡¡ Paso de cebra y olé !!!

¡¡¡ Paso de cebra y olé !!!

domingo, 20 de septiembre de 2015

Athenea Psicología de Málaga habla sobre la diferencia de género en las altas capacidades

Existen distinciones entre el hombre (o niño) y la mujer (o niña) superdotada. El varón superdotado suele querer protagonizar y destacar en el grupo, mientras que la niña y/o la mujer superdotada “se hace invisible” ante los demás (no quiere destacar  intelectualmente; lo que más le interesa es la aprobación social, ser aceptada en su grupo social y que no la vean como “rara” en el mismo, sobre todo, al llegar a la adolescencia); sobresale en la mujer superdotada y/o de altas capacidades intelectuales el factor de“deseabilidad social” como imprescindible para sentirse bien con ellas mismas, esto  es, se ven obligadas a ocultar sus talentos para sobrevivir socialmente; no obstante, la mujer superdotada tiene clara conciencia de sus capacidades (en su propia intimidad) y las valora, pero prefiere no mostrarlas en público por temor al rechazo social. Es por ello que se diagnostican muchas menos niñas que niños superdotados, porque ellas se suelen camuflar.
Sin embargo, este fenómeno de “camuflaje” no siempre se da en las mujeres más inteligentes, pues las hay que pueden prescindir del factor de aprobación social y tienen éxito profesional sin miedo al rechazo, ya que son capaces de desarrollar recursos que les permiten adaptarse más fácilmente al ambiente, pudiendo protagonizar y brillar intelectual y laboralmente sin que esto obstaculice su vida social.
La mujer superdotada es decidida, trabajadora, creativa, intuitiva, poco convencional a veces en sus gustos e intereses, apasionada e hipersensible. Trabaja el autocontrol emocional con perseverancia e intensidad, consiguiendo grandes logros en este sentido.Más disciplinada que el varón superdotado, a veces, esta disciplina puede rallar en unperfeccionismo excesivo, pretendiendo brillar en todo lo que se proponen, ya sea en su vida personal (estudios, atractivo físico y caracterial,…), de pareja, familiar, profesional o social; este perfeccionismo puede llegar a crearles ansiedad, ya que sus objetivos son demasiado elevados y se quedan exhaustas al intentar alcanzarlos, perdiendo autoestima con ello. La mujer superdotada se esfuerza mucho para ser la mejor en lo que hace, pero todo esfuerzo, a veces, le parece poco, atribuyendo sus éxitos (la mayoría de las veces) a la suerte, lo cual les crea insatisfacción personal.
La mujer de alta capacidad intelectual y/o superdotada quiere ser atractiva, buena pareja y madre, no cometer errores en su trabajo y contar con una red social que (aunque sea pequeña) no le falle: todo esto la suele agotar y crear un sentimiento de culpabilidad y de inseguridad si no lo consigue.
Por otra parte, la mujer más inteligente, a veces, no planifica bien su futuro profesional o sentimental, creyendo, de manera ingenua e idealista, que puede dedicarse a estudiar algo de su interés, por ejemplo, durante unos años, sin tener en cuenta el tema económico, simplemente, disfrutan con lo que hacen y no tienen en cuenta un futuro profesional estable en este aspecto (los varones, sin embargo, se plantean la trayectoria profesional de una forma más estable y con solución de continuidad); además, por otra parte, suelen amar con una gran intensidad emocional no siempre bien correspondida.
De todas formas, hay mujeres superdotadas que actúan como hombres superdotados y a la inversa, esto es, 1) algunas niñas y mujeres superdotadas son muy protagonistas y así lo manifiestan ante los demás (destacando académicamente y participando en clase, demostrando su valía en sus relaciones sociales y profesionales,…) y, por otro lado, 2) existe un grupo de niños y hombres superdotados que tienen el comportamiento de las niñas y mujeres superdotadas (prefieren no destacar en general, se someten socialmente y funcionan por deseabilidad social, no quieren destacar académicamente,…).
Señalar que este artículo no pretende generalizar, sino dar una visión de algunas de las características de muchas niñas y mujeres superdotadas.
Seguiremos profundizando más en este tema a través de otros artículos.
Publicado por Marisol  Gómez Ruiz del Portal en su blog Athenea Psicología con fecha 10 de febrero del año 2013.
Gracias Marisol, como siempre por compartir conocimientos. 

No hay comentarios:

Publicar un comentario en la entrada