¡¡¡ Paso de cebra y olé !!!

¡¡¡ Paso de cebra y olé !!!

domingo, 20 de septiembre de 2015

¿ CUAL ES EL PAPEL DE LOS PADRES AACC EN LA RELACIÓN FAMILIA/ESCUELA ?

Sin ningún ánimo de sentar cátedra, más que nada poner no la tengo.
Sin ningún ánimo de que lo que exponga aquí te vaya a servir al pié de la letra, porque sé que es imposible.

Parto de la idea de que hay maestros y maestros, padres y padres y niños y niños.
Realidades variopintas de diversidad en las tres patas que forman parte de la educación.

Parto de la idea de que un padre y una madre de un niño con altas capacidades lo que busca es su felicidad y por ello, intenta unir todos los factores que puedan influir en la felicidad de su hijo. Entre estos factores y por la cantidad de tiempo que en el mismo pasan nuestros hijos e hijas, la escuela es uno de los pilares, en este nuestro país,  España, que además considera la educación como obligatoria dentro del sistema que ha determinado para ello, en el cual se contemplan centros públicos, concertados y privados.

Sea cual sea la realidad familiar, tu hijo o tu hija de altas capacidades va a entrar en el sistema educativo, a no ser que te plantees, con las consecuencias que ello acarrea, la educación en casa y que pasa por una decisión personal. Lo otro es una decisión de Estado.

Las relaciones familia-escuela son muy importantes en el desarrollo tanto de las capacidades de nuestros hijos e hijas, como en el bienestar emocional de ellos y de las familias.

En las relaciones familia-escuela hay dos partes, parece obvio ¿ verdad?  Pero es que para que funcionen las relaciones familia/escuela a favor del desarrollo de nuestros hijos estamos obligados al entendimiento.

Pero ¿  qué son las relaciones familia-escuela ?  ¿ Y cual sería el modelo de una relación sana familia-escuela a la que hay que tender para la atención de los más capaces ?

Varios autores han estudiado el tema, tanto de forma escrita como el tesis doctorales que han dejado constancia de ello.

Gracias a uno de los libros que han publicado Teresa Fernández Reyes y Teresa Sanchez Chapela conocí las conclusiones de varios autores sobre el tema.

López Escribano  es la primera autora que ellas mencionan respecto a este tema.

López Escribano señala la COMUNICACIÓN como el factor clave. Una comunicación en las dos direcciones, de los padres y de los profesores.

Yo me voy a centrar solamente en el papel de padres.

Esto es lo que la autora considera aconsejable para los padres :

1.- Informen  a los profesores sobre las habilidades e intereses especiales de sus hijos.

2.- Ofrezcan su ayuda al profesor

3.- Mantengan un contacto regular con el Colegio

4.- Comuniquen su aprecio por los profesores u otro personal educativo cuando las cosas salen bien,         y no solo manifiesten su enfado cuando algo va mal.

5.- No carguen toda la responsabilidad de la educación de su hijo al colegio.

6.- Continúen la educación de su hijo fuera del colegio : con grupos de amigos con intereses                     parecidos, viajes, clubes de verano o fines de semana.



Si como parece ser que López Escribano se inclina a pensar que la clave de todo este tinglado es  la Comunicación, la herramienta facilitadora de esa comunicación, ella considera que es LA ESCUCHA ACTIVA.

" Un proceso de diferentes pasos, que incluye la empatía a la hora de realizar comentarios, preguntar cuestiones apropiadas y parafrasear, y resumir, con el objetivo de verificar que estamos comprendiendo a nuestro interlocutor"

La estrategia resumida por López Escribano en cuatro pasos es la siguiente :

1.- Escuchar con atención, mostrar empatía y comunicar respeto.

2.- Preguntar y pedir permiso para tomar notas

3.- Centrase en el problema

4.- Proponer un primer paso


Rogado y Fernández, cuyas opiniones también reflejan las autoras antes mencionadas en su libro, da un pasito más allá e incluye a nuestros niños en este proceso.

Para ayudar a un hijo con altas capacidades intelectuales en esas relaciones familia- escuela, nos da a los padres las siguientes recomendaciones :


1.- Debe ser compartida la información de los padres sobre sus hijos con el profesorado, por cuanto supone una ayuda extraordinaria en la elaboración de las actividades educativas.

2.- Se procurará que la educación familiar y escolar esté armonizada

3.- Hay que ayudar al niño de altas capacidades a ser tolerante con algunos detalles, si desea ser comprendido y aceptado.

4.- Evitar críticas destructivas hacia el profesorado y el centro en su presencia.

5.- Colaborar intensamente en la integración del niño con AACC en el grupo de compañeros, ya que estos alumnos son conscientes de sus diferencias y sus expectativas intelectuales suelen ser distintas al resto, por lo que a veces generan cierto rechazo.


Juan Carlos López Garzón es otro de los autores que se hacen eco de la relación familia-escuela por parte de los padres.

Aunque brevemente, pero con una claridad tremenda él afirma que la colaboración solamente es posible por medio de un proceso permanente de negociación. Reconociendo que por la diversidad que existe dentro de las familias de los más capaces es inviable imponer un modelo único de relación. Subraya la importancia de transmitir los mismos mensajes educativos en casa y en la escuela: resolución de conflictos, normas de comportamiento, reparto de responsabilidades y tareas, condiciones para el diálogo.

Creo que concluye al igual que yo que las respuestas a las necesidades educativas específicas de los niños y jóvenes con altas capacidades suponen un esfuerzo coordinado entre la escuela y la familia.

Dicho todo esto cada caso es un mundo. Mi recomendación como madre si es que se puede dar alguna es que como cada caso es un mundo y cada casa es otro, analicéis como padres de personas con altas capacidades, el caso y la casa.

En la educación de tu hijo o de tu hija, te importa tu caso y tu casa.

Nadie, absolutamente nadie, conoce mejor que tú, tu caso y tu casa.

Y si quieres adquirir mayor seguridad, mi recomendación  es que te formes,  que te prepares, que leas, que no te creas todo lo que leas, je,je,je  !!!!

Puedes hacer un curso para padres que te pueda ayudar a ti y por ende a tu hijo o hija a entender lo que son las altas capacidades intelectuales o puedes empezar comprando un libro, alguno básico y sencillo, de esos que te transmiten que lo que estás educando es a un niño por encima de todas las cosas.

Para educar no hace falta convertirse en erudito de test, ni de pruebas, ni de autores de relevancia.
Eso es curiosidad personal. Ese es mi caso, porque me gusta y punto, pero no para educar a mi hija. Ni que saberme lo que mide cada prueba psicométrica me ayudara a acompañar a María en su problemita de cuando trae un día malo del cole...

Los padres y madres tenemos la obligación de ser inteligentes.

De nuestras habilidades van a depender muchas cosas. y en la relación familia-escuela nuestras habilidades se tienen que dejar ver por y para  el beneficio de nuestros hijos e hijas.

Si tus habilidades no te llevan al éxito, en mi opinión, siempre estará la opción de otros caminos.

Pero demos la oportunidad al mundo de que conozca nuestras habilidades.

Es mi humilde y sincera opinión. Es reflejo de lo que yo he intentado hacer en estos años. Confío en el trabajo más que en la suerte. Y me remito al punto de partida, cada realidad es diferente.

Bibliografía :

M.T. Fernández Reye. M.T. Sanchez Chapela. Cómo ayudar a un hijo con altas capacidades Intelectuales. Guía para padres. Eduforma. 2010

J.C. López Garzón Didáctica para alumnos con altas capacidades. Ed. Síntesis. 2012

Muchas gracias Teresas y Juan Carlos por compartir material, experiencias propias en vuestros libros para ayudar a familias y a profesores a hacer mejor nuestro trabajo diario.













No hay comentarios:

Publicar un comentario en la entrada